LO MEJOR DE BRUSELAS

Si quereis visitar Bruselas pero teneis pocos días (u horas) para ello, no os precupeis: en este post os vamos a facilitar las cosas con una lista de lo imprescindible de esta maravillosa capital europea:

- Grand Place: La llamada plaza más bonita del mundo, es patrimonio mundial por la Unesco por méritos propios. Es preciosa tanto de día como de noche.
La Grand Place una noche cualquiera.

- Manneken Pis: El niño meón es ya todo un símbolo de Bruselas y nadie puede (o no debería) marcharse de la ciudad sin hacerle almenos una visita. Es más pequeño de lo que cabría esperar dada su importancia pero despierta el interés de pequeños y mayores.
Manneken Pis desde cerca.

- La Ruta de los cómics (Comic Strip Walk): La relación de Bélgica con el mundo de los cómics es muy estrecha. Belgas son personajes tan famosos como Tintin, los Pitufos, Lucky Luke o Asterix y Obelix. Existen varias fachadas en todo Bruselas (superan el medio centenar) que homenajean a modo de mural dichos personajes. Es muy buena idea recorrer las calles de Bruselas en búsqueda de dichos tesoros. Los peques de la casa se lo van a pasar genial.
Fachada homenaje a Asterix y Obelix en Bruselas, muy cerca del centro.
Fachada tributo a Lucky Luke, más rápido que su propia sombra.

- Atomium: Este impresionante monumento se puede visitar y subir a su bola superior donde hay un espectacular mirador y un restaurante. En alguna de sus otras esferas se encuentran un museo y varios espacios interactivos relacionados con la ciencia.
El Atomium desde lejos.


- La zona europea. En Bruselas se encuentran varios de los edificios más importantes de Europa en lo que diplomacia se refiere. Entre otros, los famosis Berlaymont (sede de la Comisión Europea), o el edificio del Parlamento Europeo.
El imponente Berlaymont, sede de la Comisión Europea.

- También es de recibo destacar rincones de Bruselas como las Galerías Reales Saint-Hubert, el Palacio Real, la Janneken Pis (versión femenina de Manneken Pis) o la Arcade du Cinquantenaire.
Janneken Pis.

La Arcade du Cinquantenaire desde su cara oeste.