EL CASTILLO DE PEÑISCOLA. EL CASTILLO DE PAPA LUNA

Peñíscola, también conocida como Ciudad en el Mar, está coronada en lo más alto del peñón por el Castillo del Papa Luna, una fortaleza templaria datada del año 1307 que se convierte en una torre vigía inexpugnable, rodeado de un conjunto de murallas que protegen la ciudad antigua.


El Castillo del Papa Luna desde la playa de Peníscola

CASTILLO DEL PAPA LUNA
Declarado monumento Histórico-Artístico en 1931, está emplazado en la zona más elevada del peñón, a 64 m sobre el nivel del mar, con un perímetro de 230 m.
El Castillo, construido por Los Templarios sobre restos de una antigua alcazaba árabe, sufrió pequeñas reformas bajo el mandato de Benedicto XIII transformándolo en palacio papal.
La fábrica de los muros es de piedra labrada y todas las dependencias se cubren con bóvedas de cañón que arrancan de impostas muy simples formadas por un cordón moldurado.
Destaca en todo su conjunto la sobriedad y solidez de su construcción tanto en las estancias templarias como en las estratégicas e intrincadas dependencias pontificias.
A pesar de las modificaciones introducidas por Felipe II para artillar la fortaleza y de los bombardeos sufridos en las numerosas guerras y asedios no se ha visto sustancialmente alterada la conformación del castillo.
Vistas desde lo alto del castillo de Peñíscola
PARQUE DE ARTILLERÍA
El Parque de Artillería ha sido restaurado como parque botánico donde se puede pasear entre los jardines constituidos por palmeras, olivos, lavandas y flora autóctona del Parque Natural de la Sierra de Irta. A lo largo de los años los jardines del Castillo del Papa Luna han sabido conservar ese aspecto estratégico desde donde se puede contemplar toda la bahía de Peñíscola, una vista de belleza inusual desde la cual se observa como las olas llegan a la orilla de la Playa Norte, como haciendo reverencia a la impugnable fortaleza.
Escultura-estatua del Papa Luna cerca de la entrada del Castillo de Peñíscola
MURALLAS
Además del Castillo, que se halla situado en la parte más elevada del tómbolo, destaca todo el Casco Antiguo de la Ciudad, cuyo conjunto de murallas han sido construidas en distintas épocas, configurando su potente imagen de fortaleza inexpugnable.
Las murallas se dividen en tres zonas y estructuras arquitectónicas y militares diferentes. Las tres entradas a la fortaleza son el Portal Fosc, la Puerta de Sant Pere y la Puerta de Santa María.
Detalle de las murallas del castillo de Peñíscola
Fuente: peniscola.es