EL MÁGICO SANTUARIO DE NÚRIA, PIRINEO CATALÁN

El trayecto del tren cremallera que llega al Santuario de Núria, en el Valle de Núria, es de 12,5 kilómetros y vence un desnivel de mil metros. Comienza en la estación Ribas Enlace, llamada así porque está cerca de la línea de Renfe de Barcelona a Puigcerdà. El tren cremallera entró en servicio en 1931 y fue promovido por la Compañía de Ferrocarriles en Grandes Pendientes, la misma que proyectó y explotó el cremallera de Montserrat hasta el año 1957, en que se cerró el servicio. Tras hacer parada en las dos estaciones de Ribes de Freser, Enlace y Vila, el convoy inicia el ascenso. En el kilómetro cinco, después del apeadero de Rialb, se activa el sistema de rueda dentada o cremallera y comienza la subida de verdad.
Estación del cremallera en Ribes de Freser.

La estación y el pueblo de Queralbs están en el kilómetros seis; se puede llegar hasta aquí por carretera. En Queralbs podemos visitar la iglesia de Santiago, con un interesante porche románico a modo de claustro reducido a una galería. Queralbs es tierra de viejas minas de plomo y hierro, pastos y ahora turismo. El pueblo es un ejemplo claro de núcleo favorecido por una población flotante de fin de semana y vacaciones. En uno de los molinos de Queralbs inspiró Àngel Guimerà para ambientar "Terra baixa".Subiendo por el valle, con el cremallera o sin él, el paisaje estimula.
Vista del Santuario de Núria desde el mirador.

El río de Núria se abre camino y hace saltos espectaculares: el de la Cola de Caballo levanta exclamaciones entre los viajeros que han tenido la buena idea de ponerse en el lado del risco que es subiendo a la derecha. Durante una buena parte del trayecto divisamos el antiguo camino de herradura, ahora sólo fresado por los excursionistas.El convoy ferroviario entra en un túnel y, cuando se vuelve a hacer de día, estamos en un par de metros del agua del lago artificial que sale en todas las fotos de Nuria; ya estamos en el santuario: un pequeño valle que el lago de San Gil hace más grande de lo que realmente es.
El Santuario de Núria, en el Pirineo catalán.

Núria es lugar de reposo, con modernas instalaciones, pero también es lugar de deporte de montaña: de excursionismo y, sobre todo, en invierno, de esquí. Núria es lugar de tradición mariana, sin la tradición cristiana, la recogida valle sería, seguramente, como cualquier otra valle del Pirineo.¿Qué dice la leyenda de la Virgen de Núria?Según la leyenda, hacia el año 700 d.C. San Gil cortó la imagen de la Virgen de Núria. Aún así hasta el año 1615 no se construyó la ermita de San Gil y hasta 1883 no se empezó a construir la nueva iglesia. Este edificio fue derribado en 1925 y sufrió diferentes cambios hasta que en 1960 se erigió el actual edificio.Cómo llegar al Santuario de NúriaPara llegar al Santuario de Núria lo debe hacer con el tren cremallera o bien a pie por el antiguo camino de herradura, sólo aconsejable durante el verano. Puede dejar el coche en Ribes de Freser o Queralbs, donde están las estaciones de la línea ferroviaria.

Fuente texto: regio7.cat
Fotos: lugaresdondeviajar.