VIAJAR AL ALENTEJO, EN PORTUGAL

El Alentejo se encuentra situado entre Lisboa y Algarve, limitado por el río Tajo al norte y el Guadiana al este.
 
Mapa del Alentejo, Portugal.
 
Esta región portuguesa de tierras extensas, donde se mezclan los campos ondulantes de verde y oro, alcornoques, olivos, viñas y, de vez en cuando, pequeñas casas blanqueadas.
 
Sus ciudades se elevan en colinas y se encuentran repletas de monumentos y tradición histórica afamada, sobre todo por sus castillos.
 
Lo mejor del Alentejo ¿Qué ver?
 
En el Alentejo hay muchos rincones con encanto que merecen la pena ser visitados. En lugares donde viajar te proponemos estos:
 
Villa medieval de Monsaraz
Al sur de Portugal, sobre las extensas planicies del Alentejo, próxima a la frontera española, a 200 km de Lisboa y a 50 km de Évora, se encuentra la villa medieval de Monsaraz.
Situada a 5 minutos del río Guadiana, al lado del gran lago del embalse de Alqueva, entre monumentos históricos que se remontan al período megalítico, ofreciendo la paz y el sosiego que apenas el paisaje y el tipo de vida del Alentejo pueden proporcionar.
 
Castelo de Evoramonte
Evoramonte es una aldea medieval, situada en la carretera que comunica Évora y Estremoz. En lo alto de una colina se levanta el castillo de planta triangular, rodeado por una muralla que se abre en cuatro puertas: Porta do Freixo, Porta do Sol, Porta de São Sebastião y la de Porta de São Brás.
 
Casco antiguo de Elvas
El comercio de Elvas suministraba en años anteriores una importante cantidad de café, artículos de lana, mantelerías y porcelana de Macao a los turistas españoles que cruzaban la frontera de Portugal.
Su Pousada ofrecía unos suculentos menús a unos precios bastante asequibles.
Hoy en día, Elvas ya no tiene el importante movimiento de épocas pasadas pero mantiene en unas buenas condiciones su centro histórico y, sobre todo, su castillo medieval. El acueducto sigue mostrando su imagen imponente en las
afueras del pueblo.
 
Playas del Alentejo
Las playas del Alentejo son tremendas. Son una mezcla de playas salvaje con entornos turísticos. Grandes playas de arena blanca con grandes olas para los surferos y con acantilados que las perfilan dejando una silueta de postal.
La playa de Vila Nova es preciosa. Sobre todo durante el atardecer. Y es inmensa. Además, hay un chiringuito ideal para tomar algo y donde paran los pescadores que, justo cuando se pone el sol, se adentran en el mar para la
faena.
 
Castillo de Alegrete
Si visitáis Portalegre o recorréis los distintos pueblos de Alentejo, no os debéis dejar atrás Alegrete. A simple vista y sobre el mapa no tiene mucho interés, pero cuando llegas a esta pequeña población y divisas en lo alto la Torre de su Castillo la cosa cambia.

Os recomiendo que dejéis el coche en la plaza, y déis un pequeño paseo entre sus calles hasta llegar al Castillo. Una vez allí, subid al mirador y disfrutad de las magníficas vistas que tendréis de la extensión del Parque Natural. A primeras horas del día, el sielencio es una maravilla e incluso el canto de los gallos te llevará a un viaje en el tiempo familiar.

Un lugar curioso para aquellos que buscan la "cara menos conocida" del Alentejo.
 
En definitiva, el Alentejo es una de las zonas de Europa y Portugal donde se tiene que viajar para poder disfrutar de los mejores rincones con encanto.