VISITA AL MONASTERIO DE MONTSERRAT

Si un lugar es especial en Cataluña, este es el Monasterio de Montserrat.
El monasterio de Santa María de Montserrat es un monasterio benedictino situado en España. Se encuentra en la montaña de Montserrat, perteneciente a la comarca catalana del Bages, provincia de Barcelona, a una altura de 720 metros sobre el nivel del mar. Administrativamente pertenece al municipio de Monistrol de Montserrat, aunque algunos de sus terrenos colindantes entran en el término de Collbató. Es un símbolo para Cataluña y se ha convertido en un punto de peregrinaje para creyentes y de visita obligada para los turistas y excursionistas.
Dentro de las diferentes acciones que se desarrollan en Montserrat destaca la escolanía, que es uno de los coros de niños cantores más antiguos de Europa.
El santuario de Montserrat, junto con los santuarios de Torreciudad, El Pilar y Lourdes conforman la Ruta mariana, itinerario guiado por la espiritualidad y devoción mariana, poseedor de una gran riqueza patrimonial, gastronómica y natural.

¿Cómo llegar a Montserrat?
El complejo monacal de Montserrat está ubicado en plena montaña. Para acceder a él hay diferentes medios de transporte. Por carretera se puede acceder por la BP-1121 desde la localidad de Monistrol de Montserrat donde se une a la C-55 o por la BP-1103 que atraviesa el Parque Natural de la Montaña de Montserrat y enlaza con la N-II y A-2.
Hay una línea de tren de cremallera de la compañía Ferrocarrils de la Generalitat de Catalunya que parte de la población de Monistrol de Montserrat y un teleférico (Aeri de Montserrat) desde unos kilómetros antes.

El cremallera de Montserrat es un medio de transporte público que permite disfrutar plenamente del entorno de la montaña y supera un desnivel de más de 600 metros. Recorre más de cinco kilómetros y une la estación de Ferrocarrils de la Generalitat de Catalunya en Monistrol de Montserrat con el monasterio.
El trayecto dura 15 minutos y la frecuencia habitual desde Monistrol Vila es de 20 minutos.

Dispone de un aparcamiento gratuito de 900 plazas para coches y autocares.

El teleférico de Montserrat, inaugurado en 1930, se ha convertido en el medio más rápido para llegar a Montserrat.
Con un recorrido de 1.350 m y una velocidad media de 5 m/s, permite escalar cómodamente la montaña en sólo 5 minutos, superando una pendiente de hasta un 45%.
Durante el trayecto se puede admirar el magnífico paisaje y vislumbrar algunos de los monumentos del espléndido Rosario monumental.
Cada 15 minutos sale una cabina.

Se puede llegar en coche hasta el aparcamiento, que es gratuito.

¿Qué ver en Montserrat?

La Basílica. La basílica se inscribe, arquitectónicamente, entre la tradición gótica y la renacentista, que se empezaba a aplicar en Cataluña en el s.XVI. A causa de la Guerra del Francés (1808-1814), la basílica resultó muy afectada, y hasta finales del s. XIX no pudo ser reconstruida.
El Monasterio. La comunidad actual de Montserrat, junto con las comunidades del Miracle y de Sant Miquel de Cuixà, está formada por un centenar de monjes que se rigen según la Regla de San Benito (s. VI).

El museo. Montserrat perdió la mayoría de su patrimonio durante la Guerra Napoleónica. Pero desde la restauración del Monasterio (1844), el Museo ha reunido un valioso conjunto de objetos artísticos.

Donaciones particulares, de los propios artistas, y la sensibilidad de los monjes lo han hecho posible.

El Museo, que está dividido en diferentes secciones organizadas, de manera didáctica, ofrece la posibilidad de realizar visitas comentadas.

Las rocas. El orígen geológico del macizo de Montserrat es sedimentario, y sus rocas están constituidas por un conglomerado de guijarros asentados en cemento calcáreo . En el transcurso de los milenios, los movimientos tectónicos, los cambios climáticos y la erosión, han acabado modelando un relieve brusco, con grandes paredes y bloques redondeados. En sus entrañas, los agentes físicos han abierto cuevas, simas y cavernas.

+info en abadiamontserrat.net.