LA ISLA DE PASCUA Y LOS MOAIS, EN CHILE

Para cualquier viajero que se precie, la Isla de la Pascua es un destino ideal para un viaje de aventura, tradición, naturaleza y cultura.
Esta aislada isla, más conocida por su misterioso conjunto de esculturas de roca volcánica (moai) esculpidas hace 1500 años, gira en torno al Pacífico Sur, a más de 3218 kilómetros de la costa chilena. Prácticamente, la mitad de la isla corresponde al Parque Nacional Patrimonio de la Humanidad de Rapa Nui, así denominado por los polinesios que allí se asentaron por primera vez.
El cráter volcánico de Rano Raraku y el pueblecito cultural de Orango, con su imponente mirador, son de visita obligada. La mejor forma de acceder a la isla es en avión, desde Santiago o Tahití.

Isla de Pascua y los moais, en Chile

El pintoresco pueblo costero de Hanga Roa, capital de Isla de Pascua, o Rapa Nui en lengua local, es el hogar para la amplia mayoría de los escasos 3.500 habitantes de la isla.
En él encontrarás todos los servicios turísticos, además de una amplia oferta culinaria y de entretenimiento nocturno. Debido a su pequeño tamaño, es un lugar acogedor y apacible, con un encanto que te cautivará.
Visita la caleta de pescadores y ábrete a los isleños, que tienen una manera muy directa de relacionarse.
Mapa de la Isla de Pascua, en Chile

Sin duda, los moai son la expresión cultural más sobresaliente de la isla de Pascua, motivo de visita para unos 20.000 turistas al año y foco de un sinnúmero de estudios.
De los casi 900 moais de Rapa Nui, sólo un tercio terminó siendo erigido, mientras que la mitad de ellos quedó a medio construir en la cantera del extinto volcán Rano Raraku.
Playa de Anakena, hermosa playa de arenas blancas, con moais y palmeras, ideal para pasar la tarde y disfrutar con tu pareja.
Toda la información sobre la
Isla de Pascua.